25 Ene

Sugar-free january, S01E02

En episodios anteriores…

ffffwwwoss…
-No comas ese pan! podría tener azúcar!

fwoollllsss
-En serio te vas a pinchar esa palmera de chocolate delante de mí?

fwloaooss
-Me compraré unos cacahuetes de la máquina… un momento… también… tienen…NOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO

Semana 2
La semana 2 de mi mes sin azúcar ha transcurrido bastante bien. Entre semana no he echado en falta nada, y comer sin pan no ha sido un problema como lo fue la semana anterior. Las cenas son un poco más ligeras (aunque ahora como queso, que no es que ayude), y a pesar de haber pasado por una situación de gran estrés el jueves, llevo ya dos semanas durmiendo del tirón todos los días (algo poco habitual en mí).

U uuu pan azúcar at last!

U uuu pan azúcar at last!

Descubrí en el BM un pan que no llevaba azúcar, y en la máquina del curro unos maíces que tampoco llevan (ni azúcar ni dextrosa o similares, que vienen a cumplir la misma función). Éstos solo tienen abundancia de sal, a la que habría que dedicarle otro mes. Del pan ese comí un día y los maíces otro día que se me olvidó el plátano. He comprado también nueces y cacahuetes con cáscara, sin procesar (que son super baratos y ricos) y las nueces menos, pero los cacahuetes me están ayudando a salir del paso en los momentos de vicio.

El 5'ribonucleico de disodio era un poco inquietante, pero azcúcar no es.

El “5’ribonucleótidos de disodio” era un poco inquietante, pero azcúcar no es.

Hablando de esos momentos, el fin de semana ha sido el único momento en el que lo he notado. Estoy de mudanza y el viernes me pegué una buena paliza a bajar cajas y trastos de mi quinto sin ascensor (por cierto sin notar flaqueo de fuerzas en ningún momento a pesar de subir los 5 pisos unas 15 o 20 veces, casi todas corriendo). Pero cuando llegué a casa por la noche necesitaba TOXINA. El cuerpo me pedía una pizza o una hamburguesa o algo muy gordo, que en otro caso me habría metido sin dudar. De hecho, descartadas las pizzas, que por el tomate y masa están fuera, las hamburguesas en realidad pueden estar dentro, el problema es el pan. Estuve un rato buscando en just-eat algún sitio que me mandara algo gordo a casa y que no tuviera posibilidades de tener azúcar. Al final me rayé y cené lo de siempre: fruta, pan de serrín, algo de queso y dos ensaladas, una normal y otra de espárragos (las pongo por separado porque me gustan con dos niveles de vinagre). El sábado me pasó algo parecido. Después de una semana sin tener ningún tipo de apetito de algo explícitamente dulce, al levantarme el sábado quería un colacao con galletas. Lo necesitaba. Es algo que sólo tomo de vez en cuando, ya que mi “receta” del colacao es media taza de colacao y media de leche, así que me queda espesito (y muy muy gordo), aparte de incitar mi apetito de galletas, pudiendo llegar a terminarme un paquete entero. Me costó bastante negármelo, pero al final pude. A la hora de comer lo mismo, acabé de comer y tenía un ansia brutal de comer chocolate. Me sorprendí negociando conmigo mismo (este finde he estado solo en casa) “Bah, por comer unas onzas ahora no arruinas el mes sin azúcar y te quitas el ansia”. Al final ataqué a los cacahuetes y más o menos aplaqué el ansia, pero fue una de las más intensas desde que he empezado el rollo este. El domingo hice otra sesión de bajar cajas bastante intensa, pero como hice una comida contundente (un guiso de costillas), no me quedé con ganas y de hecho casi no cené.

Volviendo a la normalidad, el lunes ya no he echado en falta NADA ni el pan ni el postre dulce.

Creo que la cosa va por buen camino, y lo mismo cuando pase el mes me he quitado el pan de los vicios, y el azúcar del té, que ya me está empezando a gustar sin nada.

En materia de peso, que como ya dije no es la cuestión central, pero en todo caso está bien controlarlo, mi báscula (que no chuta muy bien), me ha dicho esta mañana que estoy en los 75.8, frente a los 79.2 de la semana pasada. Me extraña infinito haber perdido 3.4 kilos en una semana, no me fío de la báscula, pero en cualquier caso creo que sí podría decirse que hay una tendencia a bajar. Veremos la semana que viene.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Top